Organización cuáquera afirma que un camino justo hacia la ciudadanía debe mantener una postura de principios más humanos

CIUDAD (Abril 16, 2013) - El Comité de Servicio de los Amigos (AFSC, por sus siglas en inglés) opina que el resumen de la propuesta de reforma migratoria de ocho senadores estadunidenses –dado a conocer hoy– está muy lejos de ser la reforma justa y humana que las comunidades inmigrantes y los grupos de fe, laborales y de derechos civiles y humanos han estado pidiendo. La nueva propuesta reproduce, e incluso redobla, muchas de las políticas que han fracasado.

“La propuesta al Senado no consigue abordar la necesidad real y urgente de la gente indocumentada por alcanzar un estatus legal en este país. Además, no terminaría el actual sistema de detención y deportación, ni la militarización de la frontera que ha devastado comunidades en ambos lados de la misma”, dice Gabriel Camacho, director del programa Proyecto Voz de AFSC en Cambridge, MA, y Amy Gottlieb, directora del Programa por los Derechos de los Inmigrantes de AFSC en Newark, NJ.

Gabriel explica que, según el resumen, la propuesta legislativa “depende de que se cumpla un mecanismo de seguridad fronteriza de diez años y “medible” antes de que cualquier persona indocumentada sea elegible para solicitar una residencia legal permanente. La propuesta desperdiciaría miles de millones de dólares en aeronaves no tripuladas, en costosos artefactos de alta tecnología, y en más personal. Demandaría al Congreso certificar que la frontera es ‘segura’ antes de que cualquier otra disposición de la propuesta pudiera ser aprobada. Eso significa que el Congreso podría seguir redefiniendo lo que significa “segura”, o sea un proceso de nunca acabar”.

Si bien el lenguaje final no ha sido dado a conocer, la propuesta de acuerdo al resumen no hace nada para contener la violencia de la Patrulla Fronteriza. Desde el 2010, la Patrulla Fronteriza ha cobrado las vidas de veinte civiles desarmados. Los agentes federales al parecer operan con impunidad, violando sistemáticamente los derechos humanos y las libertades civiles de los residentes fronterizos. La rendición de cuentas por parte de esa agencia, y el vigilar a la misma, deben ser prioridades altas.

El resumen muestra que la propuesta forzaría a empleadores del sector privado a usar el muy caro y defectuoso sistema electrónco de Verificación de Elegibilidad de Empleo (E-Verify). La expansión de ese programa y de las auditorías I-9 pondrán en riesgo las protecciones laborales de todos los trabajadores.

“Estamos contentos de ver que el resumen comienza una conversación importante acerca de los flujos futuros de trabajadores hacia Estados Unidos, identificando protecciones laborales y de estándares salariales, así como oportunidades para solicitar estatus permanente y para apoyar la unidad familiar”, dice Amy.

“Pero es difícil ver cómo este camino lleno de obstáculos y sujeto a muchas y pesadas condiciones contempla seriamente las demandas de los inmigrantes por una reforma real. Es claro que habrá muchos que continuarán viviendo en las sombras, sujetos a las crueldades de un sistema inservible donde abunda la explotación y el abuso por parte de empleadores sin escrúpulos”.

“El sistema de inmigración necesita ser cambiado en su esencia; pero según el resumen, la propuesta al Sendo no sólo no ofrece mejoras reales, sino que aumenta la inversión en el actual sistema de políticas fracasadas”, dice Amy.

El Comité de Servicio de los Amigos (AFSC) pide al Congreso adoptar reformas migratorias compasivas y efectivas que estén fundamentadas en los siguientes principios:

  • Desarrollar políticas económicas humanas para reducir la migración forzada.
  • Proteger los derechos laborales de todos los trabajadores.
  • Desarrollar un camino rápido hacia la residencia legal permanente, y un camino claro hacia la ciudadanía.
  • Respetar los derechos civiles y humanos de los inmigrantes.
  • Desmilitarizar la frontera Estados Unidos-México.
  • Hacer de la reunificación familiar una alta prioridad.
  • Asegurar que los inmigrantes y refugiados tengan acceso a servicios.

AFSC ha creado Un nuevo camino, el cual describe las prioridades de política para una reforma migratoria humana que proteja los derechos humanos de todas las personas. Nuestros principios derivan de nueve décadas de trabajar con comunidades de inmigrantes, cuyas voces deben ser escuchadas en tanto luchamos por políticas humanas.

Contacto: Gabriel Camacho 
Phone: 617-947-7019

Contacto: Amy Gottlieb
Phone: 617-494-6415