Contando historias que hacen falta en el debate migratorio

Muchas veces, cuando se debaten asuntos de inmigración, hay una silla vacía en la mesa. La gente en el centro del debate no se ve ni se escucha. 

En la oficina de AFSC en San Francisco, Pablo Paredes está trabajando con jóvenes inmigrantes para cambiar esa situación. “Tenemos que contar sus historias y no esconderlas –dice Pablo. Un  movimiento tiene que ser lidereado por los más afectados”. A través de hacer visible sus historias, ellos pueden humanizar e informar el debate migratorio.

67 Sueños, el colectivo lidereado por jóvenes y que Pablo ayudó a establecer, ha dirigido marchas, organizado protestas, reunido con legisladores, y efectuado eventos comunitarios para llamar la atención sobre la realidad que enfrentan los jóvenes indocumentados.

El group también ha hecho videos y creado dos murales muy visibles que afirman: “No tenemos miedo y no estamos solos”. Los murales delinean los esfuerzos y sueños de los inmigrantes, subrayados por su fortaleza y perseverencia.

El grupo desafía activamente el estereotipo de que los jóvenes inmigrantes son miembros de gangas o valedictorianos. Apuntan que la gran mayoría (67% de acuerdo a unos cálculos; de ahí el nombre “67 Sueños”) tiene necesidades no satisfechas por soluciones como el Acta Sueño (DREAM Act), que se enfoca en estudiantes graduados con honores y destinados a ir a la universidad. Una meta de 67 Sueños es introducir las voces y realidades de aquellos jóvenes en el diálogo local y nacional.

En Carolina del Norte,  a través del Proyecto de “Narratología” (Storology Project) de AFSC, Lori Fernald Khamala coordina unos talleres para ayudar a los inmigrantes de todas edades a crear historias “digitales” cortas sobre sus vidas“. Los talleres fomentan la capacidad de los jóvenes” dice ella. “Las destrezas que se aprenden, como narrar sus historias, escribir, editar, y utilizar la tecnología, se pueden usar en el futuro para contar sus historias”. Los talleres también forman una comunidad de muchas culturas en la medida que los participantes trabajan juntos para crear y perfeccionar sus historias.

“Yo tuve la oportunidad de compartir mi propia historia y mis propios sentimientos, y colaborar con mis amigos internacionales, mexicanos y africanos”-dice Krishna Phuyel, de Bután. “Aprendí sus historias, sus propios sentimientos y experiencias”.

“Hay mucha gente que se puede identificar al escuchar tu historia” -agrega Kurma Murrain, de Colombia. “La experiencia que esa gente tuvo no fue tan mala porque también le sucede a otra persona”.  Las historias se presentan ampliamente al público en general, en escuelas y con grupos comunitarios.

Esthela Torres, de Ecuador, quiere que los no inmigrantes entiendan mejor la experiencia del inmigrante“. Estamos viniendo a Estados Unidos para hacer algo –dice ella. “Eso es lo que nos importa: hacer algo, no solamente para nosotros sino también para este país”. 

“Cada grupo étnico que ha migrado a Estados Unidos ha tenido que luchar” -dice Jose Vasquez; “pero luego de tres o cuatro generaciones, ellos están contra la inmigración. Se olvidan de su pasado. Tal vez tenemos que volver y re-visitar la historia y lo que hicimos entonces para asegurar que los inmigrantes tengan las mismas oportunidades que el resto de la gente. Hagámoslo otra vez. Así de sencillo”.

 

Manos Unidas/ Hands Helping Hands Alliance es una organizacion de base que trabaja en el Oeste de MA para empoderar la gente que esta luchando por sus derechos y por sobresair. Creemos mucho en los valores de AFSC, y nos inspiramos en cada proyecto el poder del cambio colectivo.

Mision: Fronteras Comunes es un proyecto colaborativo de Manos Unidas, y es la primera publicacion bilingue en la region Bershirena. Nuestra intencion es ser un magazin' alternativo, y con perspectiva ecologica, y que sea desde el pueblo, para el pueblo, y por el pueblo. Como los medios 'normales' no representan necesariamente a las voces de la gente, 'Fronteras' es un proyecto de levantar consciencia, y construir comunidad, y a la vez es un negocio nasciente y cooperativo, que se orienta por el mismo proceso de crear, dejandolo chevere. Una frontera es algo no explorado todavia, y en esta publicacion artistica y pisada en la tierra, exploraremos colectivamente aquella frontera, y buscaremos la forma de coexistir en paz. En estas paginas, mas que todo, encontraras gente real, con amores reales y esfuerzos reales. Te invitamos ser parte de este experimento de medios, del nuevo mundo que queremos, escribiendo, entrevistando, compartiendo tu cuento, echando arte, o siendo parte del equipo. Pa' adelante!