Denver, CO – Líderes de fe, miembros de la comunidad, y aliadas/os inmigrantes de Colorado llevaron a cabo una conferencia de prensa hoy para anunciar el comienzo oficial de la campaña, “Manteniendo a las Familias Unidas:  Una Resolución del Pueblo.”   La campaña llama al Presidente Obama y al Congreso a poner fin a todas las deportaciones de padres y madres de niñas/os menores, y está educando a la gente de Colorado sobre este asunto de derechos humanos. 

“Las únicas acciones concretas que mencionó Presidente Obama en su discurso ayer fueron sobre aumentar el enforzamiento de la frontera. Hemos tenido aumentos masivos del enforzamiento fronterizo y solo ha servido para disminuir la seguridad verdadera en los EEUU, desbaratando la calidad de vida y economías de comunidades fronterizas, y erosionando los derechos humanos en la región,” dijo Gabriela Flora con el Comité de Servicio de los Amigos Americanos.   “Necesitamos que Obama escuche a nuestras comunidades y tome acción verdadera para crear seguridad en nuestras comunidades.  El primer paso es parar todas las deportaciones,” siguió Sra. Flora.

Co-dirigido por Coloradenses por Derechos Inmigrantes (CFIR), un proyecto de Comité de Servicio de los Amigos Americanos  (AFSC), y Derechos Para Todos (RAP), la campaña “Manteniendo  a las Familias Unidas” ha puesto una meta de conseguir 30,000 firmas desde todo Colorado en el próximo año para esta resolución que se va a mandar al Presidente Obama, el Presidente de la Cámara Baja, el Presidente del Senado, la delegación de Congresistas de Colorado, y el Gobernador de Colorado.

Tomando de la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, firmada por los Estados Unidos, “La familia es el grupo natural y fundamental de la sociedad y está titulado a la protección por la sociedad y el estado,” la Resolución del Pueblo declara que las deportaciones de padres y madres de niñas/os menores resultando en la separación de familias es una violación de derechos humanos constituyendo crímenes contra la humanidad.  

“Solo en el año pasado, Servicio de Inmigración y Control de Aduanas llevó a cabo más de 72,000 deportaciones de padres y madres quienes han dicho que tienen niñas/os nacidas/os en los EEUU. Hemos visto como el separar a niñas/os de sus padres y madres puede resultar en trauma emocional extremo y permanente, confusión, explotación, instabilidad, y una interrupción de su educación,” declara Revdo. Wayne Laws, miembro del grupo de aliados de AFSC Coloradenses por Derechos Inmigrantes (CFIR).  “La Resolución del Pueblo afirma ‘la dignidad del ser humano de todos los residentes de Colorado, independientemente del estatus migratorio,’ y reconoce ‘la importancia de las muchas contribuciones de inmigrantes hacia las estructuras sociales y económicas del estado de Colorado,’” siguió Revdo. Laws.

“Estamos empezando esta campaña porque creemos que las deportaciones de madres y padres de niñas/os menores resultando en la separación de familias es una violación de derechos humanos constituyendo crímenes contra la humanidad,” dijo Jordan Garcia del Comité de Servicio de los Amigos Americanos.

Además la resolución urge que "el  Servicio de Inmigración y Control de Aduanas implemente plenamente a la Directiva de los Intereses de Padres (3) por todas localidades para que la obligación familiar y enlaces con la comunidad se de una consideración plena y justa en decisiones de enforzamiento migratorio para que madres y padres ya no estén separadas/os de sus familias.”

Guillermina Vargas, un miembro de Derechos Para Todos, quien dice que diariamente vive con el miedo de que se deporten a su hijo y se pregunta “¿Qué harían mis hijas/os si a mí me deporten algún día,” junta con otros miembros de la comunidad compartio sus historias personales en la conferencia de prensa. 

¡TOME ACCIÓN! Si vive en Colorado por favor firme la peticion aqui: http://bit.ly/1sjs0ga